martes, 19 de mayo de 2015

Microcuento

Antes de nada
y después de todo
él me enseñó a quererme hasta las trancas
con solo mirarle a los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario