jueves, 23 de abril de 2015

Querer

No quiero que me quiera
porque yo le quiero
y tampoco que lo haga por inercia
quiero que me quiera
porque no se necesita a alguien para ser feliz
y pese a eso no quiere perderme
quiero que me quiera
porque lo siente cada mañana al despertar
aunque un día ya no despierte
quiero que me quiera
porque quizá esta noche se lo confiese
y me apetece oír que él también lo hace
que se quiere
y me quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario