¿Quién soy?

Bienvenidos.

Primeramente, quería daros las gracias por haber usado un poco de vuestro tiempo en echar un vistazo a mi blog. Mi propósito es que al leer mis escritos sintáis lo mismo que siento yo al escribirlos, ya que lo que intento en cada uno de ellos es transmitir todas y cada una de mis emociones. Espero no decepcionaros en ningún momento (y en caso de que llegara a hacerlo, acepto cualquier crítica constructiva). Todo lo que sea bueno es bienvenido, como vosotros.

Mi nombre es Elizabeth, y aunque me hubiera gustado encontrar un seudónimo por el cual haberme presentado de una manera más íntima y personal, podéis llamarme Lluvia; es una de mis palabras favoritas (además de ser muy bonita).
Nací un martes 9 de febrero de 1999 en Santa Cruz de Tenerife. Actualmente resido en el sur, pero viví allí durante 14 años. La decisión de mi madre hizo que mi vida diera un giro completo de 180º. Recuerdo que me enfadé muchísimo y apenas hablaba con ella, pero ahora se lo agradezco. Sinceramente, lo que más me dolió “dejar” fue a mi familia paterna. A día de hoy los sigo visitando como siempre, pero en aquel momento sólo podía pensar en eso y en la casa en la que había crecido. Lo demás dejó de importarme con el tiempo.
Mi presente es lo mejor que me pudo haber pasado nunca. Adoré mis habitaciones anteriores (me he mudado dos veces en casi cuatro años) y adoro mi habitación actual. Adoré mi anterior instituto y adoro este también (tuve que cambiarme por estudios). Y, por supuesto, adoro a mis amigas del Presente.
Siempre me decanté por el arte, y desde muy pequeña ya pintaba cualquier cosa que se me viniera a la cabeza (de hecho, estoy en un bachillerato de artes. Cuando lo termine estudiaré ilustración).
Con respecto a la escritura, empecé a los doce años, justamente cuando también comenzó mi pequeña obsesión con la lectura. Gracias a ella, fui mejorando mi escritura y vocabulario.

Adoro el café, el frío, la música, los atardeceres, las margaritas, el chocolate, el color negro y los objetos o camisetas con frases. Detesto el calor y muchas veces a mí misma.

Tengo más metas que los 365-366 días que tiene un año, y espero que al menos la mitad se cumplan.





Gracias por leer.



Un saludo,





No hay comentarios:

Publicar un comentario