sábado, 2 de mayo de 2015

15

Anoche volví a soñar contigo.
Es tan placentera la sensación de dormir y sentir que me vas a querer mientras lo hago.
Tan triste el despertar y darme cuenta de que ya no estás.
Querría descansar toda la vida si así soy correspondida.
Hoy me declaro otra persona.
Hoy, para ti, soy un enigma.
Mañana tal vez sea una adivinanza, o quizás una fábula.
¿Podrías buscar en mí la moraleja que contengo?
Porque necesito encontrarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario