miércoles, 1 de abril de 2015

Sentirse vivos

Escúchame
quiero contarte una historia
sobre una niña
que creció
y escribió
solo para no
envejecer
porque había oído decir
que haciendo cosas
que la hicieran sentir viva
podría morir
sin sentir dolor
y lamentablemente
murió
dejando la última hoja
de su historia
en blanco
y le gustaría que alguien
borrara los puntos suspensivos
con los que acabó
y continuara su vida
como si aun su cuerpo
y alma
siguieran ahí
porque no hay final
para quienes viven 
con la ilusión
de sentirse vivos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario