domingo, 21 de diciembre de 2014

Quizá miedo

Me preguntaron qué sentiría
si te marcharas mañana.
Y contesté:
«No lo sé.
Quizá miedo.
Miedo al despertar
y no verle tumbado a mi lado.
No sentir más su cabeza
en mi regazo.
No saber la razón
por la cual leo en alto.
Ni por qué subo a la azotea
para observar volar
a los pájaros.
Miedo al darme cuenta
de que ya no habrá más caricias.
Ni besos, ni abrazos.
No más "Buenos días, princesa»,
ni un "Sueña conmigo, muñeca".
Me gustaría saber que sentiría él
si yo me fuera.
Quizá miedo...».


No hay comentarios:

Publicar un comentario