domingo, 21 de diciembre de 2014

Para ser olvidados

Con un par de tabiques se destruyó.
Con un suspiro, se disolvió en el aire.
Y aquellas cenizas,
provocadas
o no:
fueron a parar al olvido.
¿Y qué es el olvido?, preguntas.
El olvido es todo aquello que no quiere ser recordado.
Como aquel escritor que nunca escribió.
Como aquel cantante que nunca cantó.
Como aquel que no arriesgó, y perdió.
Como aquellos que no quisieron ser, y no fueron.
Y luego está el escritor que escribió.
Y el cantante que cantó.
Y el que arriesgó y ganó.
Y los que quisieron ser, y fueron.
Y estamos nosotros,
o tú,
y yo.
Que si no hay palabras, el escritor las escribe.
Si no hay canciones, el cantante las canta.
Si no hay opciones que cambien la vida, tú las creas.
Si nadie quiere ser, yo quiero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario