domingo, 21 de diciembre de 2014

De ti (I)

Cuántas veces no habré llorado,
reído,
acallado gritos desesperados
en la oscuridad.
Cuántas veces no habré querido huir,
desaparecer,
sin dejar rastro.
Cuántas veces no habré querido hacerme notar,
que alguien reclamara mi ausencia
en un lugar donde tienes cientos con quien hablar.
Cuántas veces no habré cogido el camino equivocado,
a sabiendas de saber la respuesta,
para volver a encogerme entre tus brazos.
Cuántas veces no me habré sentido insignificante,
pequeñita, vulnerable
a raíz de haber tenido un ataque
de ansiedad,
amor,
necesidad,
de ti.



No hay comentarios:

Publicar un comentario